Experiencia del Cuerpo Europeo de Solidaridad

Conoce cómo fue el voluntariado de Gabriel en Irlanda

En septiembre de 2019 me fui a vivir a Cork, Irlanda, para colaborar con la Cork Simon Community, que ofrece servicios a personas sin techo, usualmente en situación de drogodependencia. 

0
Proyectos europeos
0
Voluntari@s
0
Becarios Erasmus
0
Socios internacionales

Mi experiencia

En mis diez meses allí, me ha cambiado la vida, y no podría estar más satisfecho de haber optado por participar en el CES antes de empezar la universidad.

En el proyecto en que trabajé, los voluntarios ayudamos en el día a día en muchísimas tareas, como por ejemplo con la limpieza de las zonas comunes, o acompañando a citas médicas a los residentes que lo necesiten.

Aun así, el factor más especial de nuestro papel es la oportunidad que tenemos para entablar relaciones con los clientes, que con tiempo y esfuerzo pueden llegar a ser preciosas.

Al tener menos responsabilidades que los trabajadores profesionales, disponemos de más tiempo para realizar actividades con los residentes, que en mi caso solían tener que ver con la repostería. Pero, de hecho, las charlas tomando un té, o mirando la tele, fueron para mí lo que más me ayudó a conectar con las personas que vivían en el proyecto.

Ahora, desde la distancia, son los clientes lo que recuerdo con más cariño de Cork Simon, aunque también hubo momentos difíciles con ellos.

Adicionalmente, en el trabajo, los profesionales nos apoyaron mucho y se esforzaron para que los voluntarios nos sintiéramos parte del equipo.

Por otro lado, la convivencia con los otros voluntarios de la organización fue otro punto crucial de mi tiempo en Cork. Al vivir todos juntos, trabajando en más o menos lo mismo, se creó una atmósfera muy agradable y divertida entre nosotros. En nuestro caso, la pandemia del coronavirus fue trágica, pues muchísimos voluntarios tuvieron que volver a sus hogares. Aun así, los pocos que quedamos conseguimos reponernos y seguir adelante. Además, he podido mantener el contacto con algunos de los que se fueron, ya que las amistades que se establecen durante experiencias como la nuestra pueden llegar a ser muy cercanas.

En conclusión, irme a Irlanda fue un acierto. Tanto trabajar con los usuarios de Cork Simon, como conocer al resto de voluntarios, me ha aportado una infinidad de experiencias nuevas que, de una a una, me han ido dando una perspectiva diferente sobre muchas cosas, que estoy seguro me influirá en el futuro.

¿Qué incluyen nuestras plazas?

Viaje

Un billete de Ida y Vuelta

Curso idiomas

Aprenderás el idioma del país

Dinero bolsillo

Cantidad fija al mes para tus gastos

Alojamiento y gastos casa

La casa y los gastos los cubre el programa

Seguro

Seguro gratis accidentes y responsabilidad civil

Comida

Tendrás una cantidad para comida y gastos corrientes

Pide tu plaza

Más experiencias

Quiero más info

×